Los cuatro pilares fundamentales de la gestión de la tesorería

Empezaré diciendo que tesoreros somos todos y todos los días para llegar a fin de mes y, si es posible, ahorrar un poco. En la empresa la tesorería es también una de sus funciones principales: es el oxígeno que la hace funcionar. El trabajo fundamental de un financiero o tesorero en la empresa es proporcionar a la compañía la suficiente liquidez para permitirle un adecuado funcionamiento. Controla cada día las posiciones bancarias y, cuando aprecia potenciales déficits de liquidez, necesita, no sólo calcular importes y monedas, sino también los periodos en los cuales se van a producir dichos déficits para movilizar los fondos con rapidez y aprovechar los recursos de manera eficiente y así evitar mayores problemas.

La tesorería es clave para la salud de tu empresa. Y la gestión de tesorería de la empresa es más compleja cuanto mayor sea ésta, cuanto mayor número de clientes y proveedores tenga, cuanta mayor presencia internacional tiene, cuanta mayor operativa de compras y ventas tiene con el extranjero, pero siempre se basa en cuatro pilares, que son:

La gestión de las cuentas bancarias o Cash Management

La primera actividad diaria del tesorero es el cálculo de la posición de tesorería. Consiste en identificar los saldos de las cuentas bancarias en fecha valor para el día en curso y los días sucesivos con el objetivo de conocer la posibilidad de hacer o no los pagos comprometidos con los recursos existentes actuales y en días futuros.

Para calcular la posición diaria se parte de los movimientos reales del banco conocidos hasta ese momento que se reflejan en el extracto bancario o que se obtienen desde los agregadores bancarios, se le restan los pagos y se suman los cobros en circulación, que son las previsiones de tesorería que se conocen en firme.

En ocasiones el tesorero tiene en cuenta también en el saldo un “colchón” de operaciones imprevistas como posibles impagados. Con esta posición diaria, el tesorero tomará diariamente las decisiones.

Previsión del flujo de caja o Cash Forecasting

Aunque para el tesorero lo primordial es conocer la posición en valor diaria, también necesita poseer una buena visión futura a corto y medio plazo para optimizar las decisiones de tesorería. Adoptar un sistema de gestión en valor de tipo “previsional” es siempre más eficaz que un mero sistema de elaboración de saldo en valor diario e incide de forma positiva en la minimización del coste de los fondos de la compañía, la maximización de los ingresos financieros y el control financiero.

El conocimiento anticipado de los fondos requeridos le proporciona tiempo para asegurar si los medios adecuados están disponibles. De otra manera, si tiene que proveer liquidez en el corto plazo o de forma inmediata, si hay un déficit, puede no haber tiempo para identificar el origen de fondos más barato.

Además, la gestión de previsiones puede permitir identificar errores entre crédito concedido a clientes y crédito tomado de proveedores.

Ciertamente, conocer las previsiones de cobro no suele ser tarea fácil porque se depende de elementos externos como transportes, entregas de mercancía o, simplemente, de los clientes que no respetan las condiciones pactadas.

Por eso es fundamental hacer un buen plan de tesorería y sensibilizar a toda la empresa sobre la importancia de hacer el seguimiento de los pedidos, negociar bien los plazos de pago o estar pendiente de los cobros y de la deuda.

Una buena gestión de previsiones es una ayuda muy valiosa para el control financiero y para minimizar el coste de los fondos.

Negociación bancaria

El tercer pilar de la gestión de tesorería es la negociación bancaria. Cuando la empresa necesita fondos habitualmente recurre a los bancos, sobre todo si se trata de buscar fondos a medio plazo. La negociación bancaria se debe de basar en una relación de confianza en la que ambas partes deben de sentirse cómodas. El tesorero conocerá la normativa bancaria, el negocio que le proporciona a su entidad financiera y debe de exponer claramente y con información precisa por qué la empresa necesita dinero, negociar los términos del préstamo y explicar cómo lo va a devolver en base a la generación de flujo de caja. Algunas veces, si la cosa no pinta bien, tendrá que ir a otro banco para ver si consigue mejores condiciones.

La negociación bancaria es tan fundamental, como que afectará directamente a la cuenta de resultados de la empresa.

Gestión de riesgos

La última pata de la función tesorera es la gestión de los riesgos: riesgo de tipo de cambio y riesgo de tipo de interés.

Las empresas que realizan compras y/o ventas internacionales en divisas están sujetas a un riesgo de cambio. Esto es, a las fluctuaciones en las cotizaciones de las divisas. Cuanto mayor es el plazo de pago/cobro, mayor es el riesgo de cambio que se corre.

El tesorero debe de identificar las previsiones de cobros y pagos en moneda extranjera para identificar el riesgo. Luego, si tiene cobros y pagos en la misma divisa, en ocasiones puede ser suficiente “emparejar” los flujos de divisas “opuestos” para hacer una cobertura natural. En otros casos, deberá analizar si tiene que cubrirlos en el mercado con instrumentos de cobertura como seguros de cambio o si, tal vez, le es más interesante abrir cuentas en divisas.

La identificación del riesgo de tipos de interés se debe a la diferencia existente en el tipo de interés de mercado desde el momento en que se conoce la necesidad de financiación hasta el momento en que vence la operación de financiación. De la misma manera que con el riesgo de cambio, el tesorero debe identificar la exposición al riesgo de interés en la compañía y analizar posibilidades de cobertura de riesgo acorde con la estrategia de la empresa.

Los riesgos de tipo de cambio y de tipo de interés pueden suponer pérdida potencial, pero también beneficio potencial impactando en la cuenta de resultados. Por ello, desde el punto de vista financiero, el financiero o tesorero es el responsable de velar por mantener el coste financiero presupuestado.

Otras publicaciones:

Puedes revisar otras publicaciones de Finanzas a Medida en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.