Robo-Advisors

Robo-Advisors: todo lo que debes saber

Todavía pocas personas, incluso profesionales del sector financiero, conocen qué es un Robo-Advisor y qué posibilidades ofrecen. Si aún no conoces este mundo, vamos a darte mayor información para que puedas tomar tus propias decisiones financieras.

Los Robo-Advisors o gestores automatizados están en pleno proceso emergente y van a marcar un punto de inflexión en la cultura del ahorro, en España y en el mundo entero. Facilitarán a la población el acceso a servicios de asesoramiento financiero de calidad que, hasta la fecha, eran exclusivos de los grandes patrimonios.

Y lo harán digitalmente, con transparencia y eficiencia, a través de inversiones diversificadas, y con menores comisiones. En realidad ya lo hacen, hablemos en presente.

Vamos a conocerlos mejor.

¿Qué son los Robo-Advisors?

Según Wikipedia, un Robo-advisor o gestor automatizado es un tipo de asesor que proporciona asesoramiento financiero y gestión online de carteras mediante algoritmos y con una mínima intervención humana.

Una explicación para todos los públicos

Intentaremos aterrizar y profundizar para entender mejor qué quiere decir esto a efectos prácticos. Las empresas FinTech, acrónimo de finanzas y tecnología, son las que ofrecen los servicios de Robo Advisor, tienen equipos con amplia experiencia y conocimientos en mercados financieros y asesoramiento financiero, y a su vez, disponen de la tecnología y los profesionales necesarios para facilitar un servicio de asesoramiento financiero automatizado a sus clientes.

El asesoramiento Financiero Automatizado

Para conseguir que ese asesoramiento sea automatizado, las diferentes estrategias inversoras de cada una de las FinTech son introducidas en algoritmos que procesarán dichos códigos para que las operaciones sean ejecutadas de forma automática en función de determinados criterios.

Hasta aquí, ya necesitamos: un equipo directivo, un departamento de inversiones con expertos financieros, y un departamento tecnológico con ingenieros, informáticos y matemáticos como mínimo. Tomen nota aquellos que piensan que la transformación digital eliminará puestos de trabajo, un buen consejo sería ir actualizándose en las nuevas oportunidades que están por llegar.

¿Cómo invierten los Robo-Advisors?

En las inversiones automatizadas, a diferencia de las inversiones tradicionales, no es un gestor quién decide dónde y en qué momento invertir, será el algoritmo quién decidirá qué comprar y qué vender.

Si nos centramos en los Robo-Advisors españoles, la gran mayoría utiliza una inversión de gestión pasiva o indexada, por ejemplo a través de fondos de inversión indexados o incluso ETF’s (Exchange-Traded Funds). A través de dichos vehículos de inversión, se construyen diferentes estrategias en función de la política inversora del Robo-Advisor y del perfil inversor del cliente.

¿Por qué una inversión pasiva o indexada?

En los últimos años hemos visto cierto abuso y poca transparencia por parte de la banca tradicional al comercializar productos y fondos de inversión propios. Además, tanto las gestoras de las entidades financieras como las independientes no han sido capaces de ofrecer resultados competitivos en la inversión activa, donde la principal función debería ser batir un determinado índice a partir de la pericia de un equipo gestor o de un gestor estrella.

Siendo así, los Robo-Advisors del panorama nacional escogen a día de hoy la inversión pasiva o indexada, para replicar fielmente el índice de referencia escogido por el departamento de inversiones. Sus motivos principales son:

  • La mayor parte de los fondos de gestión activa no vence a su índice de referencia.
  • Mejor escenario de comisiones para los clientes.
  • Permite diversificar las inversiones a nivel global en función del perfil inversor del cliente.

Construcción de las carteras de inversión

Una vez los departamentos de inversión de las Fintech han decidido en qué activos invertir, o sea en qué fondos indexados o ETF’s invertir, se asignan diferentes pesos en función del perfil inversor del cliente y sobre esta base se construyen las carteras de inversión.

Si soy un cliente conservador, tendrá mayor peso en mi cartera aquellos activos o fondos más conservadores. Si por lo contrario tengo un perfil arriesgado, el peso en mi cartera de aquellos activos más agresivos será mayor.

Perfil Inversor y carteras de Inversión

Cada Fintech, a partir de su propia política de inversión, decide cuántos perfiles diferentes gestionar, o sea, cuántas carteras ofrecer para ajustarse a los perfiles inversores de los clientes. Lógicamente, cuanto mayor es el número de carteras, mayor es la posibilidad de encaje con las prioridades del cliente.

De esta manera, cuando el cliente responde a todas aquellas preguntas que determinarán el perfil inversor del cliente, se le asigna una cartera adecuada a sus conocimientos, objetivos y tolerancia al riesgo. Y cuanto mayor es el abanico de carteras, mejor debería ser el cumplimiento de las respuestas del test inversor, y por ende, de las prioridades del cliente.

 

Invertir a través de Robo-Advisors

Seguridad al invertir en Robo-Advisors

Todos los Robo-Advisor a los que nos referimos o referiremos en Finanzas a Medida están autorizados y supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y adheridos a las diferentes entidades que dan protección al inversor, como el Fogain o el FGD, igual que los bancos en España y Europa. Los Robo-Advisors trabajan con entidades de primer nivel, en muchos casos suelen ser entidades institucionales y actúan únicamente como depositarias.

Tipo de contrato con el Robo-Advisor

Las empresas Fintech que ofrecen servicios de Robo-Advisor formalizan con sus clientes un “Contrato de Gestión”, un contrato por el cual cedes la gestión de tus inversiones al Robo-Advisor para que sean ellos los que decidan dónde y cuándo invertir. Es como si tuvieran un mandato tuyo para que inviertan en función de las respuestas que les has indicado en sus cuestionarios previos a la contratación.

¿Qué pasos son necesarios para invertir en un Robo-Advisor?

Normalmente los trámites son sencillos y mucho más livianos que al trabajar y operar en las entidades financieras tradicionales. La secuencia sería la siguiente:

1.- Selecciona el Robo-Advisor que más te convenza

Averigua cuáles son las características, fortalezas y debilidades de cada uno de los Robo-Advisors y toma tu decisión, escoge al mejor para cumplir con tu estrategia y prioridades. Puedes encontrar información relativa en las webs de las correspondientes FinTech, en los artículos de Finanzas a Medida, donde ponemos de relieve los asuntos más relevantes para tomar una mejor decisión, entre otros.

2.- Responde el cuestionario con tus prioridades y estrategias

Cada una de las empresas te solicitará una serie de datos que les ayudará a confeccionarse una idea de tus prioridades y perfil inversor. Las preguntas habituales serán relativas a tu edad, a tus conocimientos financieros, a los objetivos de tu inversión y a tu tolerancia a los riesgos de los mercados financieros.

Es muy importante responder honesta y fielmente a estas preguntas ya que serán la base de tu propuesta de inversión. Cuanto más certero sea el test, mejor será la adecuación de la propuesta de inversión a tus necesidades y prioridades. Además, y no menos importante, cuanto más certeras sean las respuestas, menores deberían ser las sorpresas ante los vaivenes del mercado.

3.- Rellena tus datos personales y Firma el contrato

Una vez determinado tu perfil inversor y recibida o escogida tu cartera o propuesta de inversión, deberás facilitar todos los datos personales necesarios para la firma del contrato que permitirá ejecutar las inversiones.

En algunos casos la operativa es 100% digital, en otros es parcialmente digital, y en otros casos te remitirán la documentación por mensajero. Nuestra opinión es que todos acabarán ofreciendo un servicio completamente digital, suponemos que algunos están en pleno proceso de digitalización y otros estarán a la espera de rondas de financiación para destinar partidas a este asunto tan crítico en una FinTech.

4.- Ingresa el dinero en tu cuenta

Una vez firmada y validada toda la documentación por la FinTech, sea digital o físicamente, ya podrás transferir el dinero para que se ejecuten las inversiones. En algunos casos será necesario abrir cuenta corriente, en otros no, lo veremos con mayor detalle caso a caso.

Es importante destacar que es posible, en la mayoría de los casos, transferir fondos de inversión o planes de pensiones que ya tengamos en otras entidades financieras. También es cierto que, normalmente, se desharán esas posiciones para construir las carteras que proponga cada una de las FinTech. Eso es lo más normal, deben cumplir con los test de inversión que el cliente ha respondido, y podría ser que los fondos transferidos no lo hagan. Y tienen muchos más motivos que probablemente te beneficien como cliente: comisiones, política de inversión, etc.

5.- Empieza tu inversión y Realiza el seguimiento de tu cartera

Queremos destacar siempre la importancia de la Post-Venta, que en asesoramiento financiero equivale al seguimiento que debemos realizar a toda inversión que hagamos. Una de las ventajas de las FinTech, como no podía ser de otra manera, es que nos ofrecen unas plataformas tecnológicas con muchas posibilidades y con un nivel de información bastante potente.

Hay entidades tradicionales, incluso de Banca privada, que no ofrecen ni de lejos la calidad de los informes que las FinTech facilitan. Y con el tiempo aún será mejor, ya que a medida que vayan consolidándose y al no tener tanta estructura, podrán reinvertir en la calidad del servicio que ofrecen a sus clientes.

 

Ventajas de invertir a través de un Robo-Advisor

Más rentabilidad

La gestión pasiva o indexada ha demostrado tener mejores resultados a largo plazo que la gestión activa.

Reducen comisiones

La inversión en Robo-Advisors reduce alrededor del 80% las comisiones que un cliente paga por invertir en una gestión activa tradicional.

Gestor automatizado

Todo el proceso está automatizado: el test que determina tu perfil inversor, tu inversión y los reajustes automáticos necesarios.

A medida

Gracias a sus algoritmos matemáticos y a su propia política de inversión, determinan la mejor cartera de inversión para cada tipo de perfil.

Fácil

Procesos muy sencillos: das respuesta a un test, se asigna un perfil inversor y depositas el dinero. Ellos se encargan del resto.

Menor riesgo

Una estrategia de inversión pasiva altamente diversificada minimiza los riesgos en las inversiones.

¿Estás interesado?

Estos son los principales Robo-Advisor de España

A continuación podrás ver una tabla comparativa de los Robo-Advisors o gestores automatizados españoles y sus principales características.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: